Elche Headquarters

Elche headquarters son unas oficinas situadas en el Eixample. Se trata de una reforma de 130 m2 en el entresuelo de la finca.
Resaltar las valores arquitectónicos originales es la esencia del proyecto, recuperando el suelo hidráulico, respetando los techos artesonados, descubriendo el forjado de vueltas cerámicas y finalmente decapando paredes.
La propuesta arquitectónica consiste en liberar los espacios, y dotar de servicio los muros estructurales que separan las estancias.


Conveniente convivencia

En pleno corazón del Eixample, en el entresuelo de un edificio centenario, el estudio de arquitectura MESURA realiza la reforma de una vivienda para convertirla en las futuras oficinas de un grupo de restauración.

La vivienda, de características y distribución propias de las casas construidas siguiendo del plan Cerdà, se abre a la calle y al patio trasero por sus testeros, y a dos patios interiores de proporciones generosas, que oxigenan y dejan entrar luz al interior.

La premisa principal y autoimpuesta del proyecto es resaltar los valores de la construcción original del local que tiene claros vestigios modernistas: pavimentos de mosaico hidráulico, techos artesonados con detalles elaborados que contrastan con otros techos desnudos, de bovedillas cerámicas, paramentos de obra de fábrica cerámica, etc.  

La supresión de la mayoría de tabiques en busca de la diafanidad del espacio exigida por el programa conlleva la necesidad técnica de utilizar instalaciones vistas y paquetes serviciales adheridos a los muros estructurales que limitan las estancias.  

Cada mueble servidor alberga las instalaciones y responde a las necesidades de cada espacio. La puerta corredera, encubierta en dicho mueble, es de madera tropical de Palisandro con herrajes de reluciente latón, como contrapunto a la materialidad neutra del resto del mueble.

La convivencia entre la materialidad original y los nuevos elementos dan al espacio un brillante y relajante ambiente de trabajo, exento de distracciones arquitectónicas.

 

Leer más Leer más

Elche Headquarters

Elche Headquarters

Elche headquarters son unas oficinas situadas en el Eixample. Se trata de una reforma de 130 m2 en el entresuelo de la finca.
Resaltar las valores arquitectónicos originales es la esencia del proyecto, recuperando el suelo hidráulico, respetando los techos artesonados, descubriendo el forjado de vueltas cerámicas y finalmente decapando paredes.
La propuesta arquitectónica consiste en liberar los espacios, y dotar de servicio los muros estructurales que separan las estancias.


Conveniente convivencia

En pleno corazón del Eixample, en el entresuelo de un edificio centenario, el estudio de arquitectura MESURA realiza la reforma de una vivienda para convertirla en las futuras oficinas de un grupo de restauración.

La vivienda, de características y distribución propias de las casas construidas siguiendo del plan Cerdà, se abre a la calle y al patio trasero por sus testeros, y a dos patios interiores de proporciones generosas, que oxigenan y dejan entrar luz al interior.

La premisa principal y autoimpuesta del proyecto es resaltar los valores de la construcción original del local que tiene claros vestigios modernistas: pavimentos de mosaico hidráulico, techos artesonados con detalles elaborados que contrastan con otros techos desnudos, de bovedillas cerámicas, paramentos de obra de fábrica cerámica, etc.  

La supresión de la mayoría de tabiques en busca de la diafanidad del espacio exigida por el programa conlleva la necesidad técnica de utilizar instalaciones vistas y paquetes serviciales adheridos a los muros estructurales que limitan las estancias.  

Cada mueble servidor alberga las instalaciones y responde a las necesidades de cada espacio. La puerta corredera, encubierta en dicho mueble, es de madera tropical de Palisandro con herrajes de reluciente latón, como contrapunto a la materialidad neutra del resto del mueble.

La convivencia entre la materialidad original y los nuevos elementos dan al espacio un brillante y relajante ambiente de trabajo, exento de distracciones arquitectónicas.